Translate

sábado, 26 de julio de 2014

35- EL VIAJE DE LAS ALMAS Y “EL GRAN TESORO”


            Amantes peregrinos de la Vida:
                                                                Sois ‘Duendes del Sol’(1) viviendo una experiencia material. Viajáis a través de formas biológicas en búsqueda de experiencias de comprensión. Estáis, como ‘Espíritus’, dotados de “esencia eterna”, pero aún así, necesitáis del encuentro con la MATERIA para volveros conscientes e inteligentes. Pero entended que hablamos de la “Sagrada Inteligencia”, la cual está emparentada con el AMOR.

            INTELIGENCIA y AMOR conforman la SABIDURÍA, el sagrado “Tesoro” que buscan todas las Mónadas peregrinas, y que contadas almas predilectas encuentran después de atravesar ríos caudalosos de desafíos y pruebas de comprensión.
            Amor Inteligente o, “Inteligencia Amorosa”, el Tesoro más grande al cual puede acceder el alma humana, también llamado por algunas escuelas arcanas como: “AMOR-SABIDURÍA”.

            El alma individual que descubre ese “Tesoro” encuentra una nueva naturaleza y comprensión del “YO SOY”, ya que descubre que la “individualidad” no existe en realidad; ve que todo ha sido un “juego de ilusión material” para transitar las experiencias de la vida material, de la vida en “la forma”. Era necesario un pasaje por el lado ilusorio de la vida material, era necesario un viaje por las multifacéticas regiones de la separatividad, donde un “yo” separado del “resto” (‘lo otro’) se sintiese en soledad y en compañía, con dolores y alegrías, gustos y disgustos; era necesario que el yo, sintiéndose y experimentándose ‘separado’ (como alma “individual”) experimentase cuantas experiencias de entendimiento y comprensión le fuese posible experimentar para volverse AUTOCONSCIENTE, hasta el punto de descubrir, finalmente, que el “sí mismo individual” no es tan real como el “Si Mismo Universal”: el verdadero “YO”.

            Ese “Tesoro”, el AMOR-SABIDURÍA, es el logro de la comprensión de la Unidad, es la escalada a la cumbre de la Paz y de la Luz; es la Verdad que revela de una vez y para siempre a la “FRATERNIDAD”.

            Esto, queridos peregrinos, es un relato corto y tan solo un reflejo de una gran Verdad, la cual toda alma puede descubrir y vivir llegado su tiempo de maduración.
            Estáis todos, amados estudiantes, en la senda que conduce a ese “Tesoro”. Algunos ya habéis descubierto algunas caras de este precioso “Diamante”; otros, aún no ha llegado, y en medio del caudaloso río de pruebas y desafíos se encuentran… Aún así, todos sois impulsados por La Invisible Mano de Dios, el Poder Oculto de la Sabia Naturaleza, hacia el mismo Destino:

“Todas las almas son como arroyos que desembocan finalmente en el mar”

            Tened Fe.
Todos sois bendecidos.
El ‘Tesoro’ os espera a la otra orilla…
Sois todos amados desde el Corazón de la Jerarquía Espiritual

En Luz y Paz:

Hermanos Solares




1-      Duendes del Sol: Aparentemente es una manera (no muy académica, sino más bien ‘artística’, una expresión literaria) de nombrar a los Espíritus, es decir, a las incontables “chispas” del ATMAN en su proceso de experimentar la Materia.








viernes, 18 de julio de 2014

34- LA VERDADERA RED COMUNITARIA MUNDIAL DE LUZ


Manténganse unidos de corazón. Mediten en esa conexión en red.

         Es desde el centro cardíaco, desde la comprensión del YO Trascendente, desde donde se teje la red de Luz consciente en la superficie planetaria.
Es el ‘TRIPLE SOL CRÍSTICO’, con epicentro en el corazón, el órgano dorado que teje la red de Luz.
         No existe RED DE LUZ sin seres crísticos que la formen y sostengan con sus irradiaciones magnéticas.

            Esta es una verdad que debe ser asimilada por todos los estudiantes, porque al entender este concepto, se verá que la tarea básica y principal de cada ser humano es convertirse en un punto focal de esa RED. Esto conlleva “Trabajo Interno”, porque nadie que no se haya purificado lo suficiente, quitando de sus cuerpos sutiles vibraciones densas, puede formar parte de la RED DE LUZ PLANETARIA. No solo basta con oraciones y meditaciones grupales, como muchos hermano bien intencionados piensan. Debe además existir una conciencia de entrega al “cambio interno”, y para esto debe existir “sinceridad consigo mismo”. Sin esta “auto-honestidad” para observarse y aceptar los propios errores y desaciertos, sin esta condición necesaria de discernimiento y reflexión sobre los propios actos y actitudes, no puede el hombre formar parte de ninguna Red de Luz.
         Si se entiende que la LUZ purifica, elevando la vibración y cambiando la conciencia, se entenderá entonces lo que estamos diciendo.

         Sin la auto-honestidad, es decir, el “auto-sinceramiento” profundo, no hay vía para el progreso espiritual, y por lo tanto, no existirá tampoco ningún acercamiento ni influencia real en la RED COMUNITARIA MUNDIAL DE LUZ.

         Este es un llamado de atención a los estudiantes-aspirantes del mundo, muchos de los cuales conservan la energía de la “buena voluntad”, pero que aún no han dado el paso del auto-sinceramiento, lo cual les permitiría formar parte integrante y activa de LA RED DE LUZ CRÍSTICA MUNDIAL.
         Muchos creen, como dijimos, que reuniéndose a orar y/o a meditar es suficiente para favorecer a la Vida Planetaria en estos momentos, pero esa ‘unidad de voluntades’ para orar y meditar, que es muy buena, debe estar acompañada de un reflejo en los pensamientos, actitudes y actos en la vida cotidiana.

         No seáis como el que va a orar a la Iglesia para tranquilizar su conciencia, y después prosigue su vida sin cuestionarse nada, sin ver sus errores, y sin disposición para efectuar cambios necesarios en su carácter. Esto es hipocresía, y de estos hombres “socialmente aceptables”, muchos de ellos “respetables creyentes y moralistas”, los hay a granel; pero no ven su propia hipocresía.
         Nosotros aquí señalamos esta condición de “comodidad” en la cual muchos humanos se encuentran, para que todo estudiante se observe y pueda advertir si acaso esto pueda estar ocurriendo en su vida, de lo cual hasta ahora no se había percatado.
Lo decimos porque en muchos lo vemos.
         Sinceraos y volved al cauce interno real.
         Ese es nuestro consejo.

Otro tema en el cual marcamos la necesidad de la auto-honestidad es el siguiente:
Existen estudiantes que han hecho de sus auténticas aspiraciones espirituales un comercio, al “vender y comprar mercancías espirituales”, tanto en forma de fetiches materiales como en forma de actividades… Reconózcalo quien en ese pozo de pseudo-espiritualidad ha caído, y adquiera claridad y determinación para salir del mismo. Este que estamos señalando también es un error no poco frecuente en vuestro tiempo.
         Muchos se llenan la boca de palabras como “amor”, “espiritualidad”, “servicio”, “Red de Luz”, “Ascensión”, etc., pero en sus campos magnéticos es clara la verdad, la cual contradice todo lo que sale de sus labios.
         ¡Abrid los ojos! ante las acciones de los demás, y sobre todo, sinceraos vosotros mismos! No es lícito comerciar, de ninguna forma ni manera, con las verdades eternas.
         ¡La verdad no se compra ni se vende!
         La verdad se vive en el corazón y se emite e irradia gratuitamente, sin costos, más que el del sacrificio propio por ofrecerla lo mejor que se pueda.
         Quien lucra con la necesidad psicológica y espiritual de los seres está generando un karma del cual tendrá que rendir cuentas llegada la hora.

         En esta oportunidad hemos señalado la necesidad del fortalecimiento de la Red de Luz en el Planeta, ofreciendo pautas para entender que la base sólida de la Red es el CORAZÓN, y que la forma de proceder es siendo dóciles a la Purificación interior. Así mismo, hemos señalado la “AUTO-HONESTIDAD” como un aspecto a reconsiderar por los estudiantes en el “Trabajo Interior”.

         Solo en quienes dan el paso del auto-sinceramiento, volviéndose dóciles y humildes para aceptar los errores y los cambios, solo en ellos, la verdadera Paz Solar del Cristo puede descender como Paloma, pudiendo así comenzar a formar parte de la RED E LUZ.

         Sed artífices del cambio planetario, comenzando por vosotros mismos, con el “autosinceramiento”.

         En Luz, Paz y Amor:

Jerarquía Solar Planetaria





miércoles, 16 de julio de 2014

33- UN TRABAJO DE PROFUNDA LIMPIEZA INTERIOR



            “Sobrelleváis cargas innecesarias en vuestro camino evolutivo. Esas cargas son frecuencias vibracionales que se alojan como ‘memoria’ tras un velo, en el campo magnético áurico”.

            Cada célula de vuestros cuerpos posee “memoria evolutiva”; es decir que en vuestros cuerpos se guardan los secretos de un pasado remoto del Hombre. El ser humano se inició como ‘ente mineral’, no como los minerales de hoy en día, sino como un tipo de vida mineral más etérea, porque en aquella época, la ÉPOCA POLAR, la materia planetaria más densa era apenas gaseosa y estaba en proceso de materialización, densificándose cada vez más.
            El Hombre actual se gestó hace millones de años como una forma material etérea, protoplasmática, de enormes proporciones, semejante al amorfo mineral, para pasar luego, en la época siguiente, la ÉPOCA HIPERBÓREA, a poseer una vida análoga a la vida del actual reino vegetal, en cuanto que adquirió un cuerpo vital, como el vegetal, (con la diferencia que podía trasladarse). En estas dos grandes Épocas, se sentaron las bases para la construcción del los cuerpos físico y vital (etérico) del ser humano, y son catalogadas en esoterismo como las 1° y 2° razas humanas, aunque a juzgar por lo que eran en característica y apariencia, podríase decir que nada tenían de “humanas”, si se toma como referente lo que es hoy el ser humano.
            La Vida Divina estaba todavía en el arco descendente, materializándose cada vez más, como se vio.

            Luego, el “Hombre”, embrionario todavía, pasó en la subsiguiente 3° Época, la ÉPOCA LEMURIANA, a tener ya una forma física antropoide más definida. Poseía ya un “cuerpo físico” semejante al simio (aunque de enormes proporciones), un “cuerpo vital” (adquirido como simiente en la anterior Época, Hiperbórea) y entró en formación el “cuerpo de deseos” (astral). Durante la etapa final de esta 3° Época el ‘hombre-animal’ Lemur recibe la “chispa” incipiente de la unidad mental, porque hasta ese momento era un ente ‘inmental’, sin mente, es decir que carecía de toda posibilidad de “pensar”, el intelecto estaba ausente. Los que recibieron la “chispa de la mente” fueron tan solo los lémures preparados, los “adelantados” de la raza. Esa “Chispa” (La Tríada) fue semejante a un ‘soplo de vida’ que los Seres Superiores insuflaron en las formas materiales lémures, ya que al poseer ‘mente’ por primera vez, los lémures comenzaron a reconocerse a sí mismos como entidades vivientes individuales, y comenzaron a emplear la herramienta del “intelecto”, aunque todavía muy rudimentariamente. Este fue el inicio de la “Individualidad” humana, y se podría decir, de alguna manera, donde el Hombre recibió “alma” o “conciencia” individual. (El resto de los lémures, los que no recibieron la ‘chispa tripartita’, se degradaron hasta convertirse, después de innumerables y progresivas generaciones, en los conocidos ‘simios’, al igual que sucedió con otros que, aún habiendo recibido mente, no supieron aprovecharlo, degradándose junto al grupo retrasado).

            En la 4° Época, la ÉPOCA ATLANTE, se terminó de desarrollar el cuerpo de deseos y comenzó el desarrollo de la mente individual, con material del plano correspondiente. Es por este motivo, relacionado a la ‘mente’ y al concepto de la palabra “Hombre”, que algunos investigadores piensan que se puede hablar de “Hombre” recién a partir de la Raza Lemuriana, en la 3° Edad (donde el hombre-animal recibió la chispa de autoconciencia), mientras que otros afirman que el ‘Hombre’ aparece como tal recién en la 4° Edad, con la Raza Atlante. Lo cierto es que el Hombre será verdaderamente Hombre íntegro cuando complete el círculo evolutivo, en la 7° Raza. Ese es nuestro concepto. Mientras tanto, todos son procesos de construcción del “Hombre”.

            Recién en la 4° Época en ser humano poseía densa materialidad física (en esta Raza llega a su punto máximo de densitud material), un cuerpo vital, un cuerpo de deseos y una unidad mental, en vías de desarrollo, (mientras que los principios Budhhi y Atma permanecían latentes y aún sin desarrollo).
            El ‘cuerpo mental’ aún no existe como tal en la Humanidad (excepto excepciones), y es el que está en vías de completar su desarrollo en la actual 5° Época, la ARIA.
Solo 1/3 de la Humanidad posee un cuerpo mental semidesarrollado, y son pocos los que han completado su desarrollo. Al tiempo que se completa el desarrollo de la mente, también existen algunos hombres arios (Egos adelantados de la Raza) que están comenzando a desarrollar ‘conciencia búdica’.

            Todo esto es ‘un proceso’ que abarca un amplio espectro evolutivo, por lo cual deberá el estudiante entender que el estudio por etapas o épocas es tan solo para facilitar la comprensión. Las etapas y procesos se suceden pero también de superponen; como ocurre en la Humanidad actual, donde coexisten distintos grupos humanos, con tendencias y desarrollos diferentes, como remanentes y mezclas de razas y épocas pasadas y presentes. Existen en la actual 5° Época hombres con ciertas características de tipo lemuriano, otros de tipo atlante, y otros arios, con sus distintas subrazas (7 por cada raza). Algunas de estas razas están en proceso de lenta extinción mientras que otras están en pleno desarrollo. (Además, en la actualidad, casi no existen los tipos puros de cada raza y subraza, ya que ha habido muchas cruzas entre razas).
            Es por lo expresado, donde se puede ver lo complejo de este tema, que solo quien profundice con investigación y estudio podrá entender mejor. Aquí solo hemos esbozado algunos comentarios sobre el pasado del Hombre, el cual aún está en formación, para que el lector tenga una idea del concepto que enunciamos al principio de la transmisión: el concepto de “la memoria evolutiva” que se aloja en todas las células y en el aura del Hombre.

            El ser humano guarda un registro de su vida en cada una de las 4 ÉPOCAS anteriores y en la actual, es por ello que tiene en su interior un tipo de memoria vegetativa, muy rudimentaria (de las 2 Épocas primarias), y una memoria instintiva (3° Época, análoga al animal); y en la actual Raza Aria ha adquirido además (y lo hizo ya en la Época Atlante) memoria intelectiva. Tres tipos de memorias que son como archivos de experiencias del sendero recorrido desde pretéritos pasados hasta el presente.

            Hemos dicho al inicio, que el hombre sobrelleva cargas innecesarias que provienen de un pasado remoto, y dimos un ‘pantallazo’ de ese pasado. Existe una sabiduría instintiva dentro del Hombre lo cual es útil y se aloja en el ‘subconsciente’, pero también existen en sus cuerpos “cargas innecesarias” que han quedado como resabios vibratorios de las remotas experiencias.
            Estas cargas o resabios vibracionales se alojan en las células y en los chakras del hombre, en forma de miedos e ira principalmente. Estas energías, especialmente la del MIEDO, son esas “cargas innecesarias” que portan los hombres subconscientemente, las cuales, tarde o temprano, deberán expurgarse.
            Ya hemos hablado del MIEDO ANSESTRAL que existe en el Hombre. Este no es un tema nuevo, los estudiantes lo saben, y los que no, es hora que lo sepan, y trabajen en ello. “Trabajar en ello” significa e implica AUTOCONOCIMIENTO, ESTUDIO, MEDITACIÓN y “TRABAJO INTERIOR”.

            El “Trabajo Interno” es toda aquella actividad que conduce al peregrino a la “toma de conciencia” de su realidad espiritual y al consecuente cambio vibracional en sus vehículos. Esto es: “PURIFICACIÓN” y “ASCENSIÓN”.

(El mensaje anterior a este, sobre meditación, trata del tema de la “elevación vibracional”).

            No puede haber ascensión vibracional sin purificación, es decir, sin reconocer y liberar los resabios negativos de la memoria instintiva ancestral. Toda energía de miedo e ira deberá ser expurgada.

            Tomar consciencia, a través del estudio gnóstico, esotérico y/ó teosófico de la evolución del Hombre, de su pasado embrionario en las Razas anteriores, de su situación actual, y de los lineamientos evolutivos hacia el futuro, es parte del conocimiento necesario para saber dónde se está “parado” para el “TRABAJO INTERNO”.

            Nuestra intención, en esta oportunidad, es mostrar pautas de avance a los estudiantes que no saben cómo moverse en dirección al progreso de la conciencia. Nuestro consejo aquí es: “Comenzad por el estudio de vuestro pasado racial, y comprenderéis vuestros miedos ancestrales”. Ese es el inicio de un proceso de limpieza interna, el cual muchos estudiantes ya están experimentando, pero otros aún no han comenzado verdaderamente.

            Iniciad el estudio serio de vuestra naturaleza humana, como estuvimos tan solo esbozando aquí. Tenéis las bases y lineamientos para hacerlo. Comprométase todo peregrino con la GNOSIS más esencial: La Gnosis de ‘Sí Mismo’.

            En Luz y Paz:

INSTRUCTORES INTERNOS






jueves, 10 de julio de 2014

32- MEDITACIÓN SOBRE EL TRIPLE SOL CRÍSTICO


 Antes de ejercitar las prácticas se recomienda leer
LOS 3 SOLES DE LA CONCIENCIA CRÍSTICA




MEDITACIÓN SOBRE EL TRIPLE SOL CRÍSTICO


        Mediten, sentados tranquilamente, en el “Sol”. Vean su luminosidad esplendorosa, su ‘paz’, su calidez, sientan su “amor”…

       Observen sus rayos radiantes que tornan todo claro y diáfano. Vean la manifestación de esta magnífica “corriente de vida”, la cual autogenera energías permanentemente, sin tomar pausas en su fluir (aunque esotéricamente sabemos que hay “pulsaciones” análogas a un corazón). Observen así, a este Astro luminoso como un ‘Rey amoroso y santo’ ofreciendo continuamente sus riquezas a los mundos y planetas, otorgando a cada criatura minúscula su calidez y vitalidad.

                Luego de esta meditación contemplativa, en la cual habréis de poner a ‘la imaginación’ en actividad, llevaréis la atención a vuestro propio cuerpo, centrando la atención en vuestro pecho, en el “centro cardíaco”. Lo veréis girar como una rueda con hélices doradas.
            Quedaos un instante con la imagen mental de esta ‘rueda dorada’, la cual emite luz cálida, semejante a los rayos de luz que salen del sol. Veréis así a vuestro centro cardíaco, como una dorada rueda de luz que emite cada vez más luminosidad a medida que giran sus hélices más y más velozmente, hasta ver que esta luminosidad dorada ha superado los límites de vuestro cuerpo físico, formando finalmente una Esfera de Luz Dorada.
            Quedaos unos instantes con la visión de esta “Esfera de Luz” dentro de la cual ha quedado vuestro cuerpo físico. Comenzáis a sentir que esta Esfera Dorada es más real y tangible que vuestro cuerpo físico, y que vosotros sois esta Esfera de Dorada Luz; y que el externo límite esférico de la Esfera es vuestra “dermis” de energía espiritual.
En este momento podréis tomar consciencia del significado de esta ‘visión’, afirmando mentalmente:

“YO SOY LUZ”

            Hacedlo y daos el tiempo para sentirlo.
            También podréis emplear otras afirmaciones afines, como “Yo Soy esta Esfera de Luz”, “Yo Soy esta Esfera Solar de Vida”, “Yo Soy este Sol”, etc. A cada practicante fluirá la frase correspondiente en esta primera fase de meditación.

            Esta 1° fase meditativa encenderá en vosotros “el 1° Sol Crístico”, la vibración-base de la Conciencia Solar.
            Podréis practicar esta fase todos los días, hasta que “sintáis” que ya podéis pasar a la siguiente fase. (No damos ‘tiempos’ de práctica, porque las necesidades vibracionales de cada alma son diferentes, pero tomad en cuenta que un trabajo tranquilo, paciente y consciente, es el mejor cimiento para una construcción…).

            Tened en cuenta que esto no es un simple trabajo mental, sino que estaréis precipitando, con el auxilio de la herramienta mental energías que están más allá de la mente; estaréis así generando “estados vibratorios” cada vez más elevados en vuestros cuerpos materiales, y a la vez despertando materia sutil para el desarrollo del Cuerpo de Luz o Cuerpo Solar, lo cual, con el tiempo, manifestará “Nueva Consciencia”.

           
            La segunda fase de meditación encenderá en el estudiante “el 2° Sol Crístico”, y es el Sol de Paz.
            Esta 2° fase comienza donde finalizó la primera, es decir, que luego de sintonizar con la “Esfera de Luz” precipitada, como se mostró, desde el centro cardíaco, veréis naces en este mismo centro en el pecho una “luz blanca”. Esta luz nace primeramente como un punto blanco en el centro de la Esfera Dorada de Luz. Este punto blanco se va agrandando y veis que va tomando una forma, la cual al definirse veis que es una PALOMA.
            Esta hermosa Paloma emite radiaciones de Luz blanca que interpenetran a la Esfera Dorada (dentro de la cual sabéis que había quedado inmerso vuestro cuerpo físico).
            Quedad unos instantes con esta imagen, la Esfera Dorada, ahora llena de ‘Luz blanca’ proveniente de la luminosa Paloma que emite Rayos de Paz desde el centro de la Esfera. Con esta imagen en la mente, afirmad internamente:

“YO SOY UN CENTRO DE PAZ”

            La afirmación puede fluir con otras palabras, pero siempre estarán referidas a este estado espiritual de PAZ que se estará precipitando, el cual estará elevando la vibración.

            Cada fase de meditación eleva la frecuencia vibratoria a un nivel diferente, pero los 3 niveles o “Soles”, conforman la ‘Conciencia Crística’ unificada.

            Practicad esta 2° fase de meditación solar antes de pasar a la 3° y última fase. Dejaos llenar por la Energía de la Paz Crística antes de pasar a la siguiente etapa; así podréis descubrir y sentir las diferentes cualidades vibratorias del Sol de Conciencia Crística:

“Tres Soles concéntricos – Una sola Conciencia”


            La 3° fase comienza visualizando la Esfera Dorada naciente desde el centro cardíaco (1° fase), y puede pasar también por la 2° fase para después pasar a la 3°; o se puede saltear la 2° fase, pasando directamente de la 1° a la 3° fase. Considerad estas indicaciones, y decidid qué camino seguir.

            La 3° fase consiste en ver nacer en el centro cardíaco (que también es el centro de la Esfera) un punto rojo, que se agranda cada vez más hasta tomar la forma de una hermosa “ROSA ROJA”, la cual emite cálidos rayos de Luz Dorada y rosa suave, llenando de esas radiaciones a la Esfera de Luz.
            Tomaos un tiempo para la imaginación, con la visión interna.
            Observad la Rosa con detenimiento, su belleza, su frescura y sus coloridos pétalos, su cualidad de AMOR. Así llegaréis a comprender la naturaleza del Amor. En el símbolo de ‘la Rosa’ está oculto ese secreto. Meditad diariamente y os será develado “su perfume”, el cual impregnará con su vibración vuestra esfera áurica, y se transformará en CONCIENCIA, LA Conciencia del amor verdadero, universal e impersonal.
            Después de observar la Rosa y sintonizar con su vibración, sentiréis que “sois la Rosa”. Este es un estado contemplativo, y afirmaréis internamente:

“YO SOY ESTA ROSA DE AMOR”

            Quedad entonces unos instantes en silencio, en serena contemplación interior, sin necesidad de emitir pensamientos…
            Durante este silencio interno podréis centraros en el suave fluir de la respiración, sintiendo la Esfera Dorada llena de la vibración de Amor que mana como radiación desde la Rosa.

            Procediendo de esta maneta se estará instalando en vosotros la 3° maya de energía crística o “3° Sol Crístico”, como lo hemos llamado aquí.

            Con el tiempo, un sano y libre ‘afecto’ por toda la Creación, por ‘toda vida’, nacerá al compás del despertar vibratorio de “la Rosa” en vuestros corazones.

“El Amor es la vibración más elevada
de la Conciencia Crística”


            Considerad que al hablar de “TRES SOLES CRÍSTICOS” hablamos en realidad de ‘3 frecuencias vibratorias’ que en armonía se interpenetran en un mismo espacio.

            Cada una de estas 3 energías es una cualidad Búdica especial, que el ‘sensitivo’ puede distinguir; por eso hablamos de “3 Soles”, pero estos 3 Soles están unidos, interpenetrados, y a ese conjunto de energías búdicas se le ha llamado genéricamente: “Cuerpo de Luz”, Cuerpo Solar, Mer-ka-ba, Cuerpo de Bienaventuranza, Cuerpo Espiritual, o simplemente “CRISTO”. Los nombres puede variar, pero la realidad referida es “una”.

            Hemos dado aquí señales para un ‘trabajo interno’ de orden vibracional.
            Emprenda cada estudiante la tarea interna acoplando el compromiso de ‘la práctica’. Sed pacientes y perseverantes y veréis los resultados. Pero no pequéis de ‘ambiciosos’, porque la energía de la ambición impedirá el avance real. Reflexionad en esta clave.
            En vuestra actitud sincera estará la clave del progreso.
           
            No olvidéis que estas prácticas para la elevación vibracional son a la vez precipitadoras de la Purificación Interna. Por lo tanto, preparaos también para ello, y “aceptad” los síntomas de purga psíquica cuando estos afloren o se incrementen. Meditad en esto…
            Como efecto de la elevación vibracional y la limpieza interna irá naciendo, en los perseverantes y a su tiempo, una sutil “sensibilidad”, una nueva y refinada percepción de la UNIDAD; pero para que esto ocurra deberéis vivir con estoica paciencia los procesos de purificación (tema al cual estará referido el siguiente mensaje).

            El “laboratorio alquímico” está en vuestros propios corazones, no lo olvidéis.
            Que la Luz os aclare para abordar esta labor interna.


JERARQUÍA DE ERKS




ACLARACIÓN IMPORTANTE:   No debe el estudiante confundir entre la Divina Trinidad o “Triple Llama” de Voluntad, Sabiduría y Amor (Padre, Hijo y Espíritu Santo) con el ‘TRIPLE SOL CRÍSTICO’, ya que este último pertenece a la 2° Llama de la Santísima Trinidad. Es decir que el “Triple Sol Crístico” de ‘LUZ-PAZ-AMOR’ es el desarrollo del 2° aspecto de la Divina Trinidad: el aspecto “Hijo” o “Conciencia” (2° Rayo Cósmico de Amor-Sabiduría).



31- LOS 3 SOLES DE LA CONCIENCIA CRÍSTICA


LOS 3 SOLES DE LA CONCIENCIA CRÍSTICA

            La activación de ‘los tres Soles’ es lo que está en marcha en el ser humano.
            Los “3 Soles” son los siguientes:

1-      El Sol de Luz.
2-      El Sol de Paz.
3-      El Sol de Amor.

La trilogía “LUZ-PAZ-AMOR”(1) es una conciencia unificada de 3 aspectos, o bien, de 3 cualidades de Energías espirituales que constituyen, en forma integrada, “LA CONCIENCIA CRÍSTICA”.

Estos 3 aspectos: La Luz, la Paz y el Amor, conforman 3 “aros concéntricos” que son la Esencia y el Aura de Cristo.
Quien teje en su vida interna estas 3 cualidades está fundando las bases para la construcción del “CUERPO ESPIRITUAL” o Cuerpo Búdico-Átmico, también llamado ‘Mercaba’, ‘Cuerpo Glorificado’, ‘Cuerpo de Bienaventuranza’, ‘Cuerpo Solar’, ‘Cuerpo de Luz’, etc.
Este “Cuerpo Dorado” o “Cuerpo Cristal” o ‘Crístico’, es el nuevo Vehículo de Conciencia que se está construyendo en algunos humanos. Es el vehículo de conciencia que permite reflejar limpiamente el Triple Sol de la Vida Crística; es un vehículo construido con materia espiritual (átmica), búdica y mental superior. Posee muchas “mayas de energía”, pero las 3 principales son ‘Luz-Paz-Amor’. Este es el cimiento base.
Es con la materia geométrica y vibracionalmente organizada de esos ‘principios constitutivos’ sutiles (Atma-Buddhi-Manas) como se construye el CUERPO DE LUZ.
En pocos hombres se está llevando a cabo tal acontecimiento trascendental, puesto que para que esto comience a ocurrir, el alma humana debe haber purgado antes gran parte de los residuos tóxicos del karma negativo que tenga en su haber y debe expulsar el ‘veneno’ llamado “imperil”(2) que corroe los nervios y mata las células del hígado, del cerebro y del corazón. Ya hemos hablado del imperil en transmisiones pasadas. Solo quienes han sabido expulsar el odio, el rencor y la ira de sí mismos pueden ser candidatos a autogenerar, llegado el momento interno, el “Vehículo de Luz”; pero existen también otras condiciones necesarias:

1-      La entrega.
2-      La Inofensividad.
3-      La adhesión total a las Leyes Evolutivas.

Estas condiciones básicas, en las cuales todo estudiante debe meditar, se desprenden de otras, como el respeto por toda la existencia, por todos los seres de la Creación y el compromiso de ser “un foco de bien” para la Vida.
Todo esto es observado por los Señores del Karma y es determinado con total justeza y sin error cuáles almas humanas tienen el mérito para pasar a la etapa de construcción del ‘Cuerpo Dorado de Conciencia’. En esto, no hay errores posibles, porque todo se decanta por procesos madurativos naturales, y todo es observado sin posibilidad de error por quienes ‘pueden ver’ la vida del alma y sus vibraciones causales.
En la actual Raza Aria es un grupo menor de almas las que han calificado, pero otras se preparan para entrar en este proceso de la Conciencia para más adelante.

Durante la futura 6° Raza, todos los seres tendrán su Cuerpo de Luz, ya que por su intermedio fluirán sus vidas, sin los conflictos mentales y astrales del hombre promedio del tiempo actual.
Quien tenga su Cuerpo de Luz activo será claro y transparente para sus hermanos, y verá de la misma manera a sus iguales. La mentira y la falsedad habrán terminado y serán parte de un tétrico pasado ya superado.
La vida en una civilización formada por seres humanos en sus Cuerpos de Luz será una vida sana, natural, amistosa y luminosa en todos los aspectos: educativo, social, político, y en los campos de la ciencia y el arte. Todo se realizará con claras y sanas intenciones de beneficio para todos, para el “ser-comunidad”, puesto que el ‘ego-ismo’ ya no existirá, y las múltiples esferas de separatividad habrán concluido.
El orden social será armónico; cada familia educará a sus propios hijos; tendrán todo el tiempo para hacerlo en paz y con amor, ya que las ambiciones materialistas habrán cedido paso al disfrute del Presente, de lo simple, de los hijos, del quehacer cotidiano. Habrá un tiempo armónico también para el desarrollo de las potencialidades internas de las almas, pero todo esto sin interferir jamás la armonía del Bien común, sino que, por el contrario, el desarrollo de tales facultades serán puestas, a su tiempo, en función del Bien común.
El Cuerpo de Luz será el vehículo para la expresión de la “LUZ”, de la “PAZ” y del “AMOR”, ‘Tres Soles’ concéntricos que serán las cualidades que fluirán desde este Vehículo Solar hacia cada actividad, en cada relación y hacia el mundo.
Las formas mentales-astrales negativas, densas, “pesadas” que hoy existen alrededor del planeta ya no existirán, porque después de la gran Purificación Planetaria el ambiente estará limpio y los Hombres de la Nueva Raza serán incapaces ya de crear formas mentales nocivas; todos sus pensamientos serán armónicos y benéficos, de paz y de fraternidad. Todas las creaciones serán como agua cristalina fluyendo por el cauce de un bello arroyo. Así serán los “cauces mentales” de los fluyentes pensamientos cristalinos que manarán de los Nuevos Hombres, en esa futura próxima Raza.
Habrá desafíos…, sí; pero serán de otra naturaleza, de otra categoría, siempre vinculados al desarrollo creativo y de las facultades internas innatas aún no exploradas. Habrá oportunidades para el desarrollo en todas las áreas de la vida y “el conflicto del tiempo”, que parece ser un problema del hombre actual, ya no existirá, porque en la Nueva Raza habrá tiempo para todo lo que el corazón sienta hacer, porque todo se acomodará armónicamente y naturalmente para el Sendero que cada ser sienta como propio, y además, porque la trampa psicológica del ‘tiempo lineal’ ya no engañará más a los hombres, quienes en la eternidad del AHORA vivirán en paz y armonía.

La Nueva Raza vivirá textualmente en una nueva consciencia, asentada en la nueva “Ciudad Santa”: LA JERUSALÉN MESIÁNICA.
Ya se os dieron claves para comprender el significado de este tema. Profundizadlo en serena reflexión.

La ‘Nueva Jerusalén’ es el nuevo Cuerpo de Luz asentado en la Conciencia del verdadero y auténtico “YO SOY”.

No decimos más.
Quien comprenda cabalmente esto, estará seguramente formando parte de “los cimientos” de la futura civilización del amor y la paz que se asentará en la Tierra.

Estudiantes: Estableced “esos cimientos” en vosotros mismos! Comenzando por ser dóciles a la purificación y predispuestos al cambio. De vuestra ‘actitud’ dependerá…
Cada alma es artífice de su propio destino.
La “actitud” es el comienzo.

En LUZ, PAZ y AMOR:


Cónclave de la Rosa




1-      “LUZ-PAZ-AMOR”: Son 3 aspectos bien diferenciados en cualidad vibracional, que conforman “Buddhi” activado o “Conciencia Solar”. Este “triple sol” es el desarrollo de la 2° Persona de la Santísima Trinidad en el Hombre.

2-      Imperil: Es una substancia astral muy tóxica para el organismo producida por los estados emocionales sostenidos de odio e ira. Esta substancia es cancerígena, y circula por el “kama-manas” de las masas humanas que la mantienen y sostienen. Este veneno astral también puede interferir en el normal funcionamiento del cerebro, corazón, riñones, hígado y demás órganos y sistemas del cuerpo humano. Muchas enfermedades tienen su causa en esta substancia astral, que la ciencia humana desconoce por el momento, aunque sí es reconocida la influencia de las ‘emociones’ en la salud, lo cual es un avance.